Remedio casero para tos con flemas

La flema es el resultado de algún resfriado o infección de vías respiratorias superiores.

Aunque no significa un problema grave de salud, la flema debe ser tratada adecuadamente a tiempo, de lo contrario puede obstruir e irritar los bronquios y causar una infección respiratoria secundaria superior.

remedio casero para tos con flemas

Cómo nos afecta la flema

La garganta es una de las más afectadas ante la presencia de flema en nuestro organismo. La tos constante para tratar de eliminarla nos puede inflamar la garganta.

La secreción nasal dificulta la respiración dando una sensación de debilidad y en algunos casos hasta levantar fiebre.

La flema tiende a acumularse y a congestionar el pecho y la garganta. El organismo se defiende a través de la tos.

La flema contiene bacterias, virus o células inflamatorias que se encuentran en la infección.

La flema también puede ser causada por una reacción alérgica, sea cual fuera su origen, la flema debe ser tratada, para ello puedes contar con un remedio casero para la tos con flemas.

Remedio casero para tos con flemas

  1. Vapor

La inhalación de vapor ayuda a mantener a la flema de forma líquida, lo que facilita la expulsión de la misma del organismo.

Una manera de respirar vapor es tomar una ducha de vapor dos veces al día. Convierte la ducha en un pequeño sauna y quédate dentro por al menos 10 minutos para ayudar a romper el moco. Asegúrese luego de hidratar tu cuerpo porque el agua caliente roba los aceites esenciales y la humedad de la piel.

Otra manera muy efectiva de recibir calor es a través de agua hirviendo. Hierve agua en una olla y colocala en un lugar seguro para no quemarte. Inclínate sobre la olla tratando de respirar el vapor que sale de la misma.

Para aprovechar la mayor cantidad de vapor trata de mantener una toalla sobre tu cabeza.

Inhalar el vapor de 5 a 10 minutos te ayudará a aflojar las secreciones en los pulmones. Puedes utilizar este remedio sencillo varias veces al día.

  1. Agua Salada

El agua tibia con sal es una manera fácil de tratar la flema, para que haga efecto tienes que hacer gárgaras con una solución preparada de la siguiente manera: una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia.

La sal ayuda a destruir las bacterias de la infección y el agua tibia calmará la garganta irritada.

  1. Jugo de Limón

El limón no solo es excelente para aflojar el moco sino también levanta las defensas de nuestro cuerpo por su alto contenido de vitamina C.

Para que el limón haga su efecto tienes que añadir dos cucharadas de jugo de limón y una cucharada de miel en un vaso de agua caliente. Bebe esta preparación por al menos tres veces al día para aliviar la garganta y reducir la producción de flema.

Si te gusta el limón puedes probar con esta opción mucho más sencilla. Corta una rodaja de limón, espolvorea un poco de sal y pimienta sobre él y luego chupa la rodaja de limón.

Esto ayudará a forzar la flema de la garganta. Haga esto dos o tres veces al día.

El remedio casero para la tos con flema trata de no suprimir la tos sino que sea más productiva.

Remedio casero para tos con flemas was last modified: enero 19th, 2016 by Angela Espinoza
Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Add Comment